Pescadores creyeron ver una foca sobre un iceberg hasta que miraron más de cerca


Los grandes acontecimientos ocurren repentinamente y era uno de ellos lo que estaban a punto de presenciar estos 3 pescadores.

Los pescadores Allan Russel, Mallory Harrigan y Cliff Russell, se encontraban a unas millas de la costa de Labrador, en Canadá, cuando vieron a lo lejos, un iceberg que flotaba a la deriva.

Ellos decidieron acercarse al iceberg, debido a que observaron una pequeña criatura que estaba en la cima del iceberg, ellos pensaron que probablemente se trataba de una foca, pero cuando se aproximaron, se llevaron la gran sorpresa.

Se trataba nada más y menos que de un zorro del ártico, el indefenso animalito parecía aterrorizado, seguramente estaba hambriento y las gaviotas lo estaban agrediendo, debido a que mostraba signos de ello.

Los pescadores sospecharon que quizás el pequeño zorro, había quedado atrapado cuando buscaba que comer. Por infortunio, del pequeño animal, el pedazo de hielo, se habia partido y lo estaba enviando mar adentro.

Los tres pescadores decidieron hacer algo por la pequeña criatura, debido a que estaba en muy malas condiciones y tenia pocas probabilidades de sobrevivir.

Acercaron el barco y lo posicionaron junto al iceberg para que el zorro pudiera subir, no fue nada fácil lograr que el animal, abordara el barco, debido a que estaba muy asustado, e intentó escapar, para rescatarlo, los 3 hombre rompieron el pedazo de hielo donde estaba y lo rescataron con un salabre.


Sin duda una acción heroica, por parte del barco de pesca de cangrejos ¨The Northern Swan¨ que navegaba frente a las costas de Labrador, Canadá.




Después de haber encontrado al pequeño zorro vagando sobre un iceberg en medio del océano, los pescadores se dieron a la tarea de salvarle la vida.





Después de rescatarlo crearon una cama improvisada para que el pequeño animal pudiera descansar.


                 


Debido a que encontraba muy débil, durmió casi todo el camino.




Al despertar pudo alimentarse de una lata de salchichas que los pescadores le ofrecieron.




Al final el zorro fue liberado en su hábitat, tal como debería vivir cada especie, este gesto de amabilidad por parte de los pescadores no puede ser más aplaudido por el mundo:





Un poco de la bondad y generosidad de estos pecadores, nos caería de maravilla. Ahora el zorro está a salvo, feliz en su hábitat y seguramente muy agradecido con estos hombres que salvaron su vida.

¿Qué opinas acerca de la forma en que actuaron estos hombres? ¿Qué hubieras hecho tu en el lugar de ellos? Si estás de acuerdo en que sería increíble que más personas nos inspiráramos con las buenas acciones, difunde con los demás este artículo.

Fuente: Boredpanda